Universidad de Guadalajara
Centro Universitario De Ciencias Económico Administrativas
CUCEA
Derecho I
Contratos de Garantía
Lunes · Miércoles - 14:00 · 16:00 hrs
Maestra: Campos Gutiérrez Bertha
Integrantes Del Equipo:
Nombre y Código

Claudia Jazmín Briones Castro
Rochin Domínguez José Rubén
Hughes Moncayo Daniel Alejandro
Melissa Muñoz García
Carlos Alberto García Navarro


Contratos de garantía
Para entender lo que es un Contrato de Garantía, Primero debemos Conocer El Significado Del Contrato…
ç¿Qué es un contrato?
En contrato, es un acuerdo de voluntades, verbal o escrito, manifestado en común entre dos o más personas con capacidad, que se obligan en virtud del mismo, regulando sus relaciones relativas a una determinada finalidad o cosa, y a cuyo cumplimiento pueden compelerse de manera recíproca, si el contrato es bilateral o compelerse una parte a la otra, si el contrato es unilateral, transmite derechos y obligaciones a las partes que lo suscriben y está destinado a crear derechos y generar obligaciones. Se rige por el principio de autonomía de la voluntad, según el cual, puede contratarse sobre cualquier materia no prohibida. Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento y las obligaciones que nacen del contrato tienen fuerza de ley entre las partes contratantes.
Y los Contratos de Garantía son…
Son Aquellos que directamente sirven para asegurar al acreedor el pago de su crédito y para que confíen en el deudor quienes Contraten con él en otras palabras Es aquel que se celebra con la finalidad de asegurar el cumplimiento de una obligación principal, sin la que no puede subsistir.


Los contratos de Garantía son de Dos Clases:

Los de Garantía Personal:
Aparecieron Históricamente primero, tienden Fundamentalmente a garantizar al Acreedor en cumplimiento de la obligación, mediante el establecimiento o creación de una pluralidad de deudores, de suerte que el riesgo que corre aquel ya es menor, porque si el deudor principal no puede pagar, queda la posibilidad de ir en contra de los demás codeudores.
Este primer tipo de seguridad, lo proporcionan El Contrato de Fianza. Podrían por extensión, ubicarse dentro de esta clase de garantías personales, otros contratos pero solo en determinados Casos Especiales. Así un contrato de Promesa de Venta, un contrato de indemnización, etc.; en los cuales, aunque propiamente no se crean nuevos deudores; sin embargo, tienden a dotar al acreedor de una mayor seguridad de que la obligación a su favor será ejecutada y cumplida, pero sin necesidad de afectar o gravar previamente un bien en concreto del patrimonio del deudor.


Los de Garantía Real:
Producto Histórico de una evolución posterior y más avanzada, remedian los inconvenientes de los contratos de garantía personal, ya que en estos subsiste para el acreedor el peligro de no cobrar a causa de la insolvencia de todos los deudores, en tanto que merced a que aquellos contratos, que son la prenda y la hipoteca, se afecta o grava un determinado bien del deudor, dotando al acreedor de un verdadero derecho real sobre ese bien, que lo faculta a obtener la venta de dicho bien y el pago de su crédito con el producto de tal venta, con preferencia a todos los de mas Acreedores de su Deudor.
En Resumen los Contratos De garantía son eso "garantizar" el cumplimiento de una Obligación, existen los que se garantizan con Distintos Codeudores que tal vez conozcamos como avales y serán la segunda opción en caso de que el deudor no cubra su parte; y los que se tiene que cubrir la obligación gravando un bien propiedad del Deudor.



La promesa de contrato:

La promesa de contrato es considerado como un contrato preparatorio, en el que dos partes se obligan para la celebración de un contrato a futuro sea la compra de un automóvil o la renta de algún local, existiendo como elemento principal el consentimiento de las partes que se traduce en la voluntad, en la promesa de contratar algo a futuro en el que se deberá plasmar por escrito y con las formalidades de ley.
Por lo que concierne a los parámetros muy generales de la promesa de contrato es importante mencionar que la doctrina española; manifiesta que dicha promesa de contratar es un contrato accesorio, dada su naturaleza ya que necesita de un contrato futuro y uno de garantía, así se obligara a las partes para que a futuro se comprometan a la celebración de un contrato y no solo sea verbalmente sino por escrito, en el que se establezcan las prestaciones y obligaciones que posteriormente celebraran las partes que intervienen en la celebración del contrato.
Además cabe mencionar que la promesa de contrato en cuanto a su naturaleza es considerada como el contrato base en el que deberán existir características de esta promesa que se establecerán en el contrato a futuro.
Además de que existirán partes que intervendrán en la celebración del contrato que se denominan prominente y la otra parte beneficiario así si ambas partes se obligan se denominarán promitentes. Por lo que se refiere al desarrollo del tema "la promesa de contratar".



También recibe diversas denominaciones, como precontrato, ante contrato, Contrato preliminar, Contrato Preliminar, Contrato preparatorio, Pacto de Contrayendo, Contrato Prometido, Contrato Opción.

La Finalidad de Contrato promesa es Asegurar la Celebración del Contrato Definitivo. Ya que en muchas Ocasiones por circunstancias personales o jurídicas, no es Posible llevar A cabo dicha Celebración, pero es necesario que las partes a través de un contrato de promesa se obliguen a celebrarlo en un plazo determinado.
En el Contrato Promesa una o ambas partes se comprometen a celebrar en cierto tiempo, un determinado contrato que no desean o pueden celebrar por alguna circunstancia, se basa en lo Dispuesto en el Código Civil de los Artículos 2243, 2244, 2246.

Existen 2 tipos de este contrato:

  1. Unilateral, Cuando Solo una parte se Obliga (Ejemplo en la compra de un auto, el vendedor está obligado a respetar el precio pero el cliente no está obligado a Comprarlo).
  2. Bilateral, Cuando quedan Obligadas ambas Partes (Ejemplo una venta a crédito se comprometen a respetar cierto precio y la otra parte a pagarlo).


Elementos Esenciales:
  • Consentimiento
  • Objeto
  • Elementos de Validez:
  • Capacidad
  • Forma
Requisitos:
  • Limitarse a Cierto Tiempo
  • Contener las Características de un Contrato Definitivo



Los contratos promesa se pueden Resumir en los siguientes Organizadores Gráficos:

CONTRATO DE FIANZA



El contrato de fianza es una convención expresa de garantía personaedor, en lugar del deudor, que es el obligado principal, para el caso en que éste no cumpla. El contrato de fianza es básicamente gratuito y consensual, pues se perfecciona por la simple manifestación de voluntad del fiador aceptada por el acreedor, ya lo quiera y lo conozca el deudor, o incluso aunque lo ignore.
Es aquel por virtud del cual una de las partes llamada fiador se obliga ante la otra llamada acreedor, al cumplimiento de una prestación determinada, para el caso de que un tercero, deudor de este último, no cumpla con su obligación.



Es aquel en función del Cual una Persona, llamada fiador, se compromete con el acreedor a pagar por el deudor, en caso de que este no lo haga. Lo anterior se basa en el Artículo 2794 del CCDF.
También es un contrato de garantía cuya finalidad es asegurar el cumplimiento de una obligación, en caso de que el deudor principal no la cumpla, es decir, asegura el cumplimiento de la obligación por el fiador, cuando el deudor se vuelva insolvente, en forma total o parcial, previniendo el riesgo que pueda sufrir el acreedor al presentarse dicha eventualidad.
Obligación accesoria que uno contrae para seguridad de que otro pagará lo que debe o cumplirá aquello a que se obligó, tomando sobre sí el fiador verificarlo él en el caso que no lo haga el deudor principal, quien directamente estipuló para sí. También, la prenda que da el contratante en seguridad del buen cumplimiento de su obligación.


La cosa que se sujeta a esa responsabilidad, especialmente cuando es dinero, que pasa a poder del acreedor o se deposita y consigna.
La fianza puede ser convencional, pues, como se dice en algún concepto legal, habrá contrato de fianza cuando una de las partes hubiere aceptado su obligación; pero puede también constituirse fianza como acto unilateral, antes de que sea aceptada por el acreedor.
Otros orígenes y clases de la fianza son el legal y judicial, según que sea impuesta por la ley o por los jueces.


Es simple o pura, cuando el fiador tiene a su favor el beneficio de excusión, de los bienes del deudor, o el beneficio de división, si son varios los fiadores, y es solidaria cuando, por haberse así estipulado, el fiador no puede valerse de los beneficios de excursión y división.
Según la obligación a que esté afectada, tendrá carácter civil o comercial.


En orden al Derecho Procesal Civil y Penal, son fianzas judiciales, entre otras, las de arraigo y la que exige en ocasiones para la excarcelación de un imputado; equivale a caución, en ese sentido.

Puede ser:
  • Accesorio (no existe por sí mismo, depende de una relación preexistente entre un deudor y un acreedor)
  • Unilateral Generalmente, solo es bilateral cuando existe una retribución a cargo del Acreedor.
  • Gratuito (El fiador no recibe ninguna contraprestación por la obligación de cubrir la deuda)
  • Oneroso (el acreedor da una contraprestación por asumir obligaciones)
  • Consensual
  • Aleatorio
Características:
  1. Es un contrato accesorio. Esto significa que no tiene existencia y validez por sí mismo, sino que su existencia y validez dependen de la existencia y validez de una obligación preexistente.
Las consecuencias jurídicas se originan del carácter accesorio de la fianza son múltiples, y algunas de ellas son las siguientes.


a) La inexistencia de la obligación garantizada origina la inexistencia de la fianza.

b) La nulidad absoluta o de plano derecho de la obligación garantizada origina la nulidad de la fianza.
c) La declaratoria de la nulidad relativa de la obligación garantizada origina la extinción de la fianza.
d) La extinción de la obligación garantizada origina la extinción de la fianza.


e) La interrupción de la prescripción de la obligación del fiador.


  1. La fianza constituye una garantía personal para el cumplimiento de una obligación.


Clases de fianza:




  • Legales: se indica que la fianza es legal cuando la ley, en forma directa e inmediata impone la obligación de otorgar esta garantía fuera de cualquier procedimiento administrativo o judicial.
  • Jurídicas: la fianza es jurídica cuando deba otorgarse en virtud de una providencia emanada de un órgano jurisdiccional competente.


  • Convencionales: cuando celebran contrato libremente y de común acuerdo fiador y acreedor.
  • Gratuitas: cuando el fiador no recibe del acreedor una contraprestación por la obligación que asume.
  • Onerosas: cuando el acreedor da una contraprestación al fiador por la obligación que este asume.
  • Mercantiles: la fianza es mercantil, cuando le otorga una institución de fianzas, esta se relaciona con el comercio marítimo, cuando se celebran entre comerciantes o banqueros si no son de naturaleza esencialmente civil o probando que derivan de una cosa extraña al comercio.


  • Civiles: la fianza es civil cuando se otorga por personas físicas o compañías, en forma accidental a favor de determinadas personas y se sujetara a las disposiciones del código civil.

La clasificación:




El contrato de finanza es accesorio; generalmente unilateral, porque solo genera obligaciones para el fiador; también generalmente gratuito, porque solo produce provechos para el acreedor y gravámenes para el fiador; por excepción bilateral y oneroso, cuando el acreedor se obliga a pagar una contraprestación por la obligación que asume el fiador; consensual, porque la ley no exige para su valides de una forma determinada a excepción de las legales, judiciales y mercantiles en forma de póliza, que deben otorgarse por escrito, por su propia naturaleza; y nominado, por la regulación del q hace la ley.


Elementos
  • El consentimiento. En el contrato de finanza, el acuerdo d voluntades debe considerarse entre fiador y acreedor, ya que técnicamente son las únicas partes contratantes. El acuerdo de voluntades en este contrato entre fiador y acreedor, debe coincidir en la prestación que se obligara a satisfacer el fiador en caso de que el deudor no cumpla con sus obligaciones ya que en múltiples ocasiones el fiador no podrá realizar la misma conducta a que se comprometió el deudor y por lo tanto no es suficiente para integrar el consentimiento el que se indique, simplemente que el fiador se obliga a pagar o cumplir por el deudor si este no lo hace.
El consentimiento debe de ser expreso y relacionado con la prestación que se obliga a cumplir el fiador y por lo tanto no debe de ser tácito.


  • El objeto. El objeto de este contrato siempre deba la conducta del fiador manifestada como una prestación que puede encausarse como un hacer o como un dar.

El objeto de contrato de fianza, puede ser:
La cosa que está obligado a dar el fiador en caso de incumplimiento del deudor.
La suma de dinero que está obligado a dar el fiador en el mismo supuesto, y el hecho que está obligado a realizar el fiador en la misma hipótesis.

  • La forma. El contrato de finanza civil es normalmente consensua, puede otorgarse con la forma que escojan libremente las partes, con el único requisito de que el consentimiento de manifieste en forma expresa.
CONSECUENCIAS DEL CARÁCTER ACCESORIO DE LA FIANZA
  • La inexistencia de la obligación principal:
Si o existe una obligación, no puede existir una fianza; este principio tiene excepciones en el caso de que se preste fianza de una deuda futura, cuyo importe no sea aun conocido, pero no se podrá reclamar contra el fiador hasta que la deuda sea liquida, según lo establece el artículo 2798 del código civil.


  • Nulidad absoluta:
La nulidad absoluta de la obligación principal produce la nulidad absoluta de la fianza.


  • Nulidad relativa:
La anualidad de la obligación no impide, de conformidad con el artículo 2797, que pueda garantizarse con fianza. Si se pide la nulidad, traerá por consecuencia la nulidad del contrato de fianza.
  • La transmisión del crédito principal:
La cesión de derechos trae la transmisión de los derechos accesorios, también de la fianza, como se desprende de lo dispuesto en el artículo 2032 del ordenamiento legal multicitado.
Si se opera una subrogación legal o convencional, también se transmite la fianza.


En camión, si se transmite la deuda, y se había constituido fianza para garantizarla, cesa esta con la sustitución del deudor, a menos que el fiador consienta en continuar respondiendo por el deudor sustituto. Dicha consecuencia se infiere en el artículo 2055 el código referido.
  • La extinción de la obligación principal:
Esta origina también la extinción de la fianza (art. 2842 del CCDF).
La condonación de la deuda principal extinguirá las obligaciones accesorias, pero la de estas deja subsistente la primera (art 2210).
La novación de la obligación extingue la fianza. El acreedor puede, impedir la extinción de las obligaciones accesorias; pero no puede reservarse la fianza sin el consentimiento del fiador (art 2220 y 2221).
Constituyen excepciones al principio de que la extinción de la obligación principal trae la extinción de la fianza, los siguientes artículos del CCDF.


Articulo 2848.
El fiador que se ha obligado por tiempo determinado queda libre de su obligación si el acreedor no requiere judicialmente al deudor por el cumplimiento de la obligación principal, dentro del mes siguiente a la expiración del plazo. Quedara libre de su obligación el fiador cuando el acreedor, deje de promover por más de 3 meses, en el juicio entablado contra el deudor.


Articulo 2849. Si la fianza se ha otorgado por tiempo indeterminado tiene derecho el fiador, cuando la deuda principal se vuelva exigible, de pedir al acreedor que promueva judicialmente dentro del plazo de 1 mes el cumplimiento de la obligación. Si el acreedor no ejercita sus derechos dentro del plazo, o si en el juicio entablado deja de promover, sin causa, por más de 3 meses, el fiador quedara libre de su obligación.
  • Prescripción:
La prescripción a favor del deudor principal aprovecha siempre a sus fiadores y la interrupción, respecto al deudor principal, produce también la interrupción de la prescripción de la fianza





Elementos esenciales




  • Consentimiento

El consentimiento sigue las reglas generales relativas a su formación.

El acuerdo de voluntades se presenta e<entre el acreedor y el fiador cuando este se muestra conforme en pagar por el deudor, si este no lo hace, y el acreedor está de acuerdo con dicha manifestación. No se requiere que el deudor manifesté su voluntad, el código civil permite que la fianza se constituya aun contra la voluntad del mismo (art. 2796).
El consentimiento debe manifestarse de manera expresa, no tacita, porque no sería lógico que pudiese inferirse la obligación del fiador solo de la comisión de ciertos hechos o actos; por otra parte, si admitiera la posibilidad del consentimiento tácito, sería motivo frecuente de graves problemas.


La falta (consentimiento) trae como consecuencia la inexistencia del contrato, dispuesto en el artículo 2224 del CCDF, con todas las consecuencias que la ley establece: no produce ningún efecto, es incorporable, es imprescindible y puede invocarse por todo interesado.
  • Objeto

En la fianza podemos hablar de un objeto directo o indirecto.

El objeto directo viene a ser la obligación subsidiaria que contrae el fiador y que consiste en pagar por el deudor, si este no lo hace.

El indirecto consiste en la obligación de dar que asume el fiador, relativa al pago de cosa debida.
El fiador puede obligarse a menos, pero no a más que el deudor principal. Si el fiador se hubiere obligado a más, se reducirá su obligación a los límites de la del deudor. En caso de duda, sobre si obligo por menos o por otro tanto de la obligación principal, se presume que se obligo por otro tanto (art. 2799 CCDF).
El fiador puede obligarse a pagar una cantidad de dinero si el deudor principal no presta una cosa o un hecho determinada (art. 2800 CCDF).
No hay que olvidar que, para que se preste una fianza, es necesaria la existencia de la obligación, salvo las excepciones a que nos hemos referido (deudas futuras).

Elementos de validez

  • Capacidad


Se exige la capacidad general, es decir, mayor de edad y estar en pleno uso de facultades mentales. El obligado a dar fiador debe tener capacidad para obligarse y tener bienes suficientes para responder, de la obligación que garantiza.

El fiador se entenderá sometido a la jurisdicción del juez del lugar donde esta obligación debe cumplirse.
El código civil establece incapacidades para los que ejercen la patria potestad no pueden dar fianza en representación de los hijos (segunda parte del art. 436 CCDF).


Los tutores no podrán dar fianza a nombre de sus pupilos (art. 563, segundo párrafo del CCDF).
Los representantes del ausente no pueden dar fianza a nombre de este (art. 660, en relación con la segunda parte del 563 del CCDF). Consideramos que los síndicos y albaceas deben tener la misma disposición.

  • Ausencia de vicios




El contrato de fianza, para su validez, debe estar exento de cualquier vicio del consentimiento, no debe haber error, dolo, mala fe o violencia. Tienen aplicación las reglas contenidas en los artículos 1812 a 1823 del CCDF.

Los vicios originas la nulidad relativa.
  • Licitud en el objeto, motivo, fin o condición del contrato.


El contrato de fianza debe tener como fin el garantizar una obligación licita, de lo contrario resultaría afectado de nulidad (absoluta o relativa), si la obligación principal es licita, dicha ilicitud pasara también a la garantía, y al decretarse la nulidad de la obligación principal garantizada, dicha nulidad, por consiguiente, afectara también el contrato de fianza.
  • Forma

La legislación no exige ninguna formalidad para su otorgamiento, con excepción de la fianza legal, la judicial y la que otorga en póliza. En los casos de fianza legal y judicial, será suficiente un escrito privado, que cumpla además con lo que dispone la fracción III del artículo 3005 del código civil.

Cuando el fiador renuncia a los beneficios de orden de excusión, la fianza deberá otorgarse por escrito, ya que de acuerdo con la fracción I del artículo 2816, para que la excusión no tenga lugar, es necesario que el fiador haya renunciado expresamente de ella.


Relaciones entre el fiador y el acreedor

  • Respecto al acreedor




Por virtud de la fianza, el acreedor tiene derecho de exigir del fiador el cumplimiento de la obligación, si el deudor no lo hace; claro está que el acreedor no puede compeler al fiador; sin que, previamente, sea reconvenido el deudor y se haga la excusión de sus bienes (atr. 2814 CCDF).

La excusión consiste en aplicar todo el valor libre de los bienes del deudor al pago de la obligación, que quedara extinguida o reducida a la parte que no se ha cubierto (art. 2815 CCDF).
  • Excepciones inherentes a la obligación principal




El fiador puede oponer al acreedor todas las excepciones inherentes a la obligación principal y a la fianza, mas no las que sean personales del deudor.


  • Excepciones inherentes a la fianza




Compensación. El fiador puede utilizar la compensación de lo que el acreedor deba al deudor principal, pero este no puede oponer la compensación de lo que el acreedor deba al fiador.

El fiador si puede utilizar la compensación de lo que el acreedor deba al deudor consiste en que, cuando las personas reúnen las cualidades de acreedor y deudor recíprocamente y por su propio derecho, opera la compensación por ministerio de ley y, al presentarse, se extingue la obligación principal con todas las correlativas.

El deudor no puede oponer la compensación con lo que su acreedor le deba al fiador, porque no es por su propio derecho, es decir, no es una excepción personal, sino que le corresponde al fiador oponerla.
Confusión. Si se confunden las cualidades del acreedor y deudor se extingue la obligación principal y, por consiguiente, la fianza; pero si la confusión cesa, la obligación renace y también la garantía.
Si se presenta la confusión entre el acreedor y el fiador, la fianza se extingue, debido a que no tiene ningún sentido que el acreedor sea fiador de su deudor, pero no se extingue la obligación principal. Si se presenta la confusión, se extingue la fianza, por que el deudor no puede ser fiador de sí mismo, pero no se extingue la obligación principal.


Remisión. La remisión de la obligación principal extingue la deuda y también la fianza, aun cuando el deudor no la acepte; pero la liberación que hiciere el acreedor a uno de los fiadores, en la parte relativa a su responsabilidad, no aprovecha a los otros.

Novación. La novación extingue la obligación principal extingue la deuda y también las obligaciones accesorias; pero el acreedor puede, por una reserva expresa, impedir la extinción de las obligaciones accesorias que, entonces, pasan a la nueva. Para que la fianza pase a la nueva obligación, se necesita el consentimiento del fiador.

Prescripción. La prescripción a favor del deudor principal aprovecha siempre a sus fiadores.
La prescripción de la obligación puede ser opuesta por el fiador, aunque el deudor hubiere renunciado a ella.
Lo anterior constituye una excepción al carácter accesorio de la fianza, debido a que es lógico suponer que si el deudor renuncia a la prescripción, no se extingue la obligación, ni tampoco la fianza, que es un contrato accesorio; pero el legislador ha querido establecer una excepción mas al carácter accesorio de la fianza, con el objeto de que el fiador no resulte perjudicado en la renuncia a la prescripción que haga el deudor.


Rescisión y nulidad. La rescisión y la nulidad producen la extinción de la obligación y, por ende, la fianza, como lo establece el art. 2813 del código civil.

Excepciones personales del deudor

Las excepciones personales del deudor no pueden ser opuestas no pueden ser opuestas por el fiador, ya que son personales, y solo el deudor las puede hacer valer (art. 2812 del CCDF)

Beneficios de orden y excusión

Beneficio de orden. Consiste en que el fiador no pueda ser demandado por el acreedor sin que, previamente, sea reconvenido (demandado) el deudor.

El artículo 2814 del código civil dice: “el fiador no puede ser compelido a pagar al acreedor, sin que previamente sea reconvenido el deudor.

Renuncia al beneficio de orden. Los artículos 2822 y 2823 regulan al beneficio de orden por el fiador.
Arti. 2822. Cuando el fiador haya renunciado al beneficio de orden, pero no al de excursión, el acreedor puede perseguir en un mismo juicio al deudor principal y al fiador; mas este conservara el beneficio de excusión, aun cuando se dé sentencia contra los 2.


Art. 2823. Si hubiere renunciado a los beneficios de orden y excusión, el fiador, al ser demandado por el acreedor, puede denunciar el pleito al deudor principal, para que este rinda las pruebas que crea conveniente, y en caso de que no salga al juicio para el indicado objeto, le perjudicara la sentencia que se pronuncie contra el fiador.

Beneficio de excusión. El artículo 2815 del código civil lo define así: “la excusión consiste en aplicar todo el valor libre de los bienes del deudor al pago de la obligación, que quedara extinguida o reducida a la parte que no se ha cubierto”.

Respecto a los casos en que la excusión no tiene lugar. El artículo 2816 señala los casos en que la excusión no tendrá lugar, y señala los siguientes:


  • Cuando el fiador haya renunciado expresamente a ella.


  • En los casos de concurso o de insolvencia probada del deudor.


  • Cuando el deudor no puede ser judicialmente demandada dentro del territorio de la república.
  • Cuando el negocio para el que se prestó la fianza sea propio del fiador.


  • Cuando se ignore el paradero del deudor, siempre que llamado este por edictos no comparezca, ni tenga bienes embargables en el lugar donde deba cumplirse la obligación.


Requisitos para que el beneficio de excusión aproveche al fiador.
De acuerdo con el artículo 2817, para que el beneficio de excusión aproveche al fiador, son indispensables los sig. Requisitos:

  • Que el fiador alegue el beneficio luego que se le requiera el pago.
  • Que designe bienes del deudor que basten para cubrir el crédito y que se hallen dentro del distrito judicial en que deba hacerse el pago.
  • Que anticipe o asegure competentemente (en forma eficaz) los gastos de excusión. En los casos en que el fiador puede pedir la excusión, aunque antes no la hubiera solicitado, el art. 2818 del código civil dispone: “si el deudor adquiere bienes después del requerimiento, o si se descubren los que hubiese ocultado, el fiador puede pedir la excusión, aunque antes no la haya pedido”.
El acreedor puede obligar al fiador a que promueva la excusión en los bienes del deudor (art 2819 del CCDF).


Transacción

La transacción entre el acreedor y el deudor principal aprovecha al fiador, pero no le perjudica. La celebrada entre el fiador y el acreedor aprovecha, pero no perjudica, al deudor principal (art 2826 del CCDF).

Por su parte, al art. 2952 expresa: “el fiador solo queda obligado por la transacción, cuando consciente en ella”. El concepto de transacción esta en el art. 2944

Responsabilidad cuando sean varios fiadores

Si son varios fiadores de un deudor, por una solo deuda, cada uno de ellos responderá por la totalidad de aquella, si no hay convenio en contrario; pero si solo uno de los fiadores es demandado, podrá hacer citar a los demás para que se defiendan en conjunto y en la proporción debida estén a las resultas del juicio. Tal consecuencia se desprenda del art 2827.

EFECTOS ENTRE EL FIADOR Y EL DEUDOR

Derecho a indemnización y prestaciones que comprende
El fiador que paga debe ser indemnizado por el deudor, aunque este no haya prestado su consentimiento para la constitución de la fianza. Si esta se hubiere otorgado contra la voluntad del deudor, no tendrá derecho alguno el fiador para cobrar lo que pago sino en cuanto hubiere beneficiado el pago al deudor (art 2828 CCDF)


El art 2829 determina:
El fiador que paga por el deudor debe ser indemnizado por éste:

  • De la deuda principal.
  • De los intereses respectivos, desde que haya noticiado el pago al deudor, aun cuando este no estuviere obligado por razón del contrato a pagarlos al acreedor
  • De los gastos que haya hecho desde que dio noticia al deudor de haber sido requerido de pago
  • De los daños y perjuicios que haya sufrido por causa del deudor.


Subrogación

El fiador que paga se subroga en todos los derechos que el acreedor haya tenido contra el deudor. Lo anterior de conformidad con lo preceptuado en el art 2830.


Transacción

Si el fiador, según lo indica el art 2831 del código referido, hubiese transigido con el acreedor, no podrá exigir del deudor, sino lo que en realidad haya pagado.
Pago no comunicado al deudor
Si el fiador hace el pago sin ponerlo en conocimiento del deudor, podrá este oponerle todas las excepciones que podría oponerle al acreedor al tiempo de hacer el pago (art 2832)
Repetición del pago
El art 2833 del código civil establece que si el deudor, ignorando el pago por falta de aviso del fiador, paga de nuevo, no podrá el fiador repetir contra el deudor, sino solo contra el acreedor.


Pago en virtud de fallo judicial
Si el fiador ha pagado en virtud de fallo judicial y por motivo fundado no pudo hacer saber el pago al deudor, este quedara obligado a indemnizar a aquel y no podrá oponerle más excepciones que las que sean inherentes a la obligación y que no hubieren sido opuestas por el fiador, con conocimiento de ellas (art 2834)


Deuda a plazo o bajo condición
Si la deuda fuere a plazo o bajo condición, y el fiador la pagara antes de que aquel o esta se cumplan, no podrá cobrarla del deudor, sino cuando fuere legalmente exigible, según lo dispone el art. 2835.
Aseguramiento del pago y revelación de la fianza
El fiador puede, establece el art 2836, aun antes de haber pagado, exigir que el deudor asegure el pago, o lo releve de la fianza, en los casos siguientes:

  • Si fue demandado judicialmente por el pago.
  • Si el deudor sufre menoscabo en sus bienes, de modo que se halle en riesgo de quedar insolvente.
  • Si pretende ausentarse de la república.
  • Si se obligo a relevarlo de la fianza en tiempo determinado y este ha transcurrido.
  • Si la deuda se hace exigible por el vencimiento del plazo.
  • Todos estos casos son de sobra justificados para que el fiador exija, del deudor, que se le asegure el pago o se le releve de la fianza.

Los efectos de la fianza entre el fiador y el deudor se encuentran regulados en el art. 2828 a 2836 del CCDF.


Efectos entre los fiadores

Pago por uno de ellos

Cuando son 2 o más fiadores de un mismo deudor y por una misma deuda, el que de ellos la haya pagado podrán reclamar, de cada uno de los otros, la parte proporcional que le corresponda satisfacer.
Si alguno de ellos resultare insolvente, la parte de este recaerá sobre todos en la misma proporción.
Para que pueda tener lugar lo dispuesto en este artículo 2837 es preciso que se haya hecho el pago en virtud de demanda judicial o hallándose el deudor principal en estado de concurso.


Excepciones oponibles por los cofiadores

En el caso del art. 2837, los cofiadores podrán oponer al que pago las mismas excepciones que hubieren correspondido al deudor principal contra el acreedor y que no fueren puramente personales del mismo deudor o del fiador que hizo el pago (art. 2838, en relación con el art. 2837 del ordenamiento legal citado).

Beneficio de división

El maestro Rafael de Piña lo define, “el derecho que les corresponde a los cofiadores para obtener la división de la deuda entre quienes figuran como tales cuando es reclamada a cualquiera de ellos”.

Este beneficio se encuentra reconocido en el art. 2839 del CCDF.

Casos en que no tiene lugar el beneficio de división. El beneficio de división no tiene lugar entre los fiadores, en los casos siguientes:
  • Cuando se renuncia expresamente.
  • Cuando cada uno se ha obligado de manera mancomunada (solidariamente) con el deudor.
  • Cuando alguno o algunos de los fiadores son concursados o se hallan insolventes, en cuyo caso se procederá conforme a lo dispuesto en los párrafos segundo y tercero del art. 2837.
  • El párrafo segundo del artículo 2837 preceptúa: “si alguno de ellos resultare insolventes, la parte de este recaerá sobre todos en la misma proporción”. El párrafo tercero del mismo numeral establece: “para que pueda tener lugar lo dispuesto en este articulo (2837) es preciso que se haya hecho el pago en virtud de demanda judicial, o hallándose el deudor principal en estado de concurso”.
  • En el caso de la fracción IV del art. 2816 del código civil, que dice: “cuando el negocio para que se prestó la fianza sea propio del fiador”
  • Cuando alguno o algunos de los fiadores se encuentren en alguno de los casos señalados para el deudor, en las siguientes fracciones del art. 2816.
  • Cuando el deudor no puede ser judicialmente demandado dentro del territorio de la república.
  • Cuando se ignore el paradero del deudor, siempre que, llamado este por edictos, no comparezca, ni tenga bienes embargables en el lugar donde deba cumplirse la obligación.
Por supuesto que la palabra deudor se debe cambiar por la del fiador.

Invocación del beneficio de división. El fiador que pide el beneficio de división, preceptúa el art. 2840 del ordenamiento legal referido, solo responde por la parte del fiador o fiadores insolventes, si la insolvencia es anterior a la petición; y ni aun por esa misma insolvencia, si el acreedor por su voluntad hace el cobro a prorrata sin que el fiador lo reclame.

Dicha consecuencia es un efecto de lo dispuesto en la parte final del art. 1989 del código civil: “si hubiese reclamado solo parte, o de otro modo hubiese consentido en la división de la deuda respecto de alguno o algunos de los deudores, podrá reclamar el todo de los demás obligados, con deducción de la parte del deudor o deudores libertados de la solidaridad.”

Es decir, si el acreedor exigió a uno de los fiadores solo su parte, y este resulto insolvente, esa parte la pierde, porque solo podrá reclamar a los demás fiadores la totalidad menos la parte del fiador insolvente.

Aseguramiento del fiador (fianza de fianza)

El que fía al fiador, en caso de insolvencia de este (fiador) es responsable para con los otros fiadores, en los mismos términos en que lo sería el fiador fiado (art. 2841, en relación con el 2796 del CCDF).

Extinción

Causas de extinción de la fianza
Extinción de la obligación principal


La obligación del fiador se extingue al mismo tiempo que la del deudor y por las mismas causas que las demás obligaciones, según reza el artículo 2842.

Lo anterior se debe al carácter accesorio de la fianza, debido a que es lógico que al extinguirse la obligación principal se extinga también la fianza, que es un contrato accesorio.

Vía directa
Se puede extinguir la fianza por cualquiera de los medios de extinción, sin que se extinga la obligación principal ya que esta puede existir a pesar de la extinción de la fianza, porque lo principal subsiste cualquiera que sea la suerte que corra el accesorio.


Confusión
Si la obligación del deudor y la del fiador se confunden, porque uno herede al otro, no se extingue la obligación del que fio al fiador (art 2843). La confusión entre el deudor y el fiador trae como consecuencia la extinción de la fianza, debido a que no es lógico que el deudor sea, a la vez, su propio fiador; pero si existe uno que fio al fiador, su obligación subsiste. Esta última consecuencia se desprende del artículo precitado.
Liberación hecha a uno de los fiadores
Cuando el acreedor libera a uno de los fiadores sin el consentimiento de los otros, dicha liberación aprovecha a todos hasta donde alcance la parte del fiador a quien se ha otorgado, según reza el art 2844.




Caso especial de extinción (culpa o negligencia del acreedor)
Cuando por culpa o negligencia del acreedor, el fiador no pueda subrogarse en los derechos, privilegios o hipotecas del acreedor, queda libre de la obligación, aun cuando sean fiadores solidarios (art. 2845)


Prorroga o espera
La prorroga o espera concedida al deudor por el acreedor, sin consentimiento del fiador, extingue la fianza (art. 2846)


Quita

La quita reduce la fianza en la misma proporción que la deuda principal, y la extingue en el caso de que, en virtud de ella, quede sujeta la obligación principal a nuevos gravámenes o condiciones (art. 2847)

Rafael de Piña define la quita, “perdón o remisión parcial de una deuda por el acreedor a su deudor”

Caducidad de la fianza

Fianzas por plazo determinado
En las fianzas por plazo determinado, el fiador queda libre de su obligación si el acreedor no requiere judicialmente al deudor por el cumplimiento de la obligación principal, dentro del mes siguiente a la expiración del plazo. También quedara libre de su obligación el fiador, cuando el acreedor, sin causa justificada, deje de promover, por más de 3 meses, en el juicio entablado contra el deudor (art 2848)


Fianzas por tiempo indeterminado
Si la fianza se ha otorgado por tiempo indeterminado, el fiador tiene derecho, cuando la deuda principal se vuelva exigible, de pedir al acreedor que promueva judicialmente, dentro del plazo de un mes, el cumplimiento de la obligación.
Si el acreedor no ejercita sus derechos dentro del plazo mencionado o, si en el juicio entablado deja de promover sin causa justificada, por más de 3 meses, el fiador quedara libre de su obligación (art. 2849)

Contrato de Prenda

La Palabra prenda además de su significado como Contrato Tiene otras 2 acepciones: es empleada también para denotar el "derecho real" de garantía llamada prenda o bien para la cosa misma dada en garantía. Etimológicamente Prenda Viene del latín pignora plural de pignus que significa "garantía".






La Garantía prendaria es corriente en el contrato de préstamo.

Desde el punto de vista del acreedor, prenda es la cosa prendada.

Desde el punto de vista del acreedor pignoraticio, la prenda integra, además, un derecho real sobre lo prendado.

Es aquel por virtud del cual una persona llamada deudor prendario constituye un derecho real del mismo nombre sobre un bien mueble, determinado y enajenable, a favor de otra llamada acreedor prendario a quien se le deberá entregar real o jurídicamente, para garantizar el cumplimiento de una obligación y que le da derecho al acreedor de retención, de persecución y, en caso de incumplimiento de la obligación, de enajenación y de preferencia para ser pagado con el producto de la enajenación en el grado de prelación que señale la ley, y que obliga al acreedor a la devolución del bien, en caso de cumplimiento de la obligación garantizada.

“El deudor puede asegurar el cumplimiento de su obligación entregando al acreedor o a quien lo represente, algún mueble para que le sirva de garantía.”


El contrato de prenda es aquél por el cual el deudor o un tercero en una determinada obligación, cierta o condicional, presente o futura, entrega al acreedor un bien mueble enajenable y le concede el derecho para hacer vender en caso de incumplimiento de Obligación y a que con su precio se hace pago de la misma y en otros casos es como un crédito en seguridad de que la obligación ha de ser cumplida. Faltando el deudor a ella, el acreedor puede hacerse cobro de su crédito con el precio que produzca la venta en remate público de la cosa dada en prenda, con citación del deudor.

Concepto unitario:


La prenda es un contrato real accesorio por virtud del cual el deudor o un tercero entregan al acreedor ya sea este una persona natural o una institución dedicada al crédito prendario o rubro similar, una cosa mueble enajenable y determinada sea esta mercantil o no, para garantizar el cumplimiento de una obligación principal, concediéndola un derecho real de persecución, venta y preferencia en el pago para el caso de incumplimiento, con la obligación de devolver la cosa recibida una vez que se cumpla con la obligación. En consecuencia el constituyente de la prenda puede ser un deudor o un tercero y a otra parte puede ser también el acreedor o un tercero, aunque en este último caso el contrato es más bien un deposito con respecto a ese tercero.


La prenda es el derecho real constituido sobre un bien mueble enajenable para garantizar el cumplimiento de una obligación y su preferencia en el pago.
Al igual que la fianza asegura el Cumplimiento de Una Obligación, pero mientras la fianza se clasifica como garantía personal; La prenda es una Garantía Real.


Cabe hablar de que Garantías Reales son cuando una cosa o cosas Determinadas quedan afectadas a las consecuencias del incumplimiento de una obligación, para, con el producto de su venta, realizar el pago del crédito o rezurcir los daños y prejuicios; y es garantía personal siempre que la persona se obliga a pagar, en caso de que el obligado no lo haga no lo haga o cuando la garantía consista en el establecimiento de una pena convencional para el caso de incumplimiento.

El Acreedor tiene la Garantía Tacita, debido a que todos los bienes que forman el Patrimonio de su Deudor, con excepción de los embargables, Están efectos al Pago de Esas deudas.

Cabe Mencionar que la Prenda se define como un derecho real Constituido sobre un bien enajenable, para garantizar el cumplimiento de una obligación y su preferencia en el Pago.

Clemente de Diego la define como:
Contrato por el que el Deudor o un Tercero por él, le entrega al acreedor o a un tercero, de común acuerdo, una cosa mueble en seguridad de un crédito, de tal modo que vencido este, y no satisfecho puede hacerse efectivo con el precio en venta de aquella, siendo restituida en natura en los demás casos de la extinción de contrato.


Rojinas Villegas lo Define Como: Derecho real que se Constituye sobre Bienes inmuebles enajenables, determinados, que se entregan real O jurídicamente al Acreedor para Garantizar el cumplimiento de una Obligación Principal y su preferencia de pago, concediéndole además los derechos de persecución y de Venta Sobre los citados Bienes en Caso de incumplimiento.
Contrato Real Accesorio por el cual el deudor o un Tercero entregan al Acreedor una cosa mueble, enajenable, determinada para garantizar el cumplimiento de una obligación Principal, coincidiéndole un Derecho Real de Persecución, venta y Preferencia en El Pago; Con La obligación de Devolver la cosa recibida una vez que se cumpla Dicha Obligación.


Utilidad de la Prenda
Es un Contrato que trae beneficios tanto para el deudor como el acreedor. Ya que, al posible deudor le facilita, contraer obligaciones, si está dispuesto a garantizar el cumplimiento de ellas con una prenda. A menudo se otorga un préstamo a una persona si se compromete dar el o un tercero una cosa en prenda, para Garantizar el pago de la cantidad prestada, así como el de los intereses.


En cuanto al acreedor el beneficio que se le presta al darle en garantía una prenda es obtener, si el deudor no cumple con su obligación, la venta de esta, para satisfacer su crédito; es decir tiene mayores probabilidades de que se le pague si el deudor no lo hiciera por una u otra eventualidad.


Nuestro código civil no establece un concepto propiamente dicho, en el artículo 610 encontramos una mención a la prenda al clasificarlo dentro de los derechos reales, constituidos sobre un bien mueble enajenable para garantizar el cumplimiento de una obligación y su preferencia de pago, pero propiamente lo describe así:

“el deudor puede asegurar el cumplimiento de su obligación entregando al acreedor o a quien lo represente, algún mueble para que le sirva de garantía.”

La acción de entregar un bien mueble para garantizar el cumplimiento de una obligación es lo que se denomina prenda.
El Abg. Reinaldo cruz nos brinda también una definición doctrinaria:
“la prenda es un contrato por el cual se entrega una cosa mueble a un acreedor o a quien lo representa, en garantía de su crédito, otorgándole la facultad de perseguir la cosa entregada y pagarse preferentemente con el producto de su realización, si el deudor no cumple la obligación garantizada.”
Rafael Rojinas Villegas desprende los siguientes Elementos:

  1. La prenda es un contrato accesorio.
  2. La prenda es un Contrato real.
  3. Da nacimiento a un derecho real de Garantía.
  4. Recae sobre bienes muebles, enajenables y determinados.





Características del Contrato de Prenda:
Son Considerados De Garantía:
Ya que tienen como Función Esencial asegurar al acreedor el cumplimiento y satisfacción de su crédito, mediante un poder especial que se confiere sobre la cosa dada en garantía.



Accesorio
Es de dicho carácter porque no existe por sí mismo, si no que depende de una obligación principal.
Este carácter tiene las siguientes excepciones:

  1. Se pueden Garantizar obligaciones Futuras pero en este caso no puede venderse o adjudicarse la cosa empeñada, sin que se pruebe que la obligación principal Fue legalmente Exigible.

2. La prenda se extingue con la obligación Principal, algunas veces puede Sobrevivirle como en la Novación.
Bilateral


En virtud de que da origen a derechos y obligaciones para ambas partes.


Formal
De conformidad con el artículo 2860 del código Civil, se preceptúa:


“El contrato de prenda debe constar por Escrito, si el documento se otorga en privado se deberán formar 2 ejemplares, uno para cada contratante”.

“No tendrá Efecto si no consta la certeza de la fecha por el registro, escritura pública, o de otra manera” y porque siempre debe constar por escrito, y nominado, porque esta regulando en la ley.
Oneroso


Es de este tipo cuando hay provechos y gravámenes recíprocos. Si el acreedor paga o se obliga a pagar una contraprestación al deudor prendario por la constitución de la garantía que este otorga, en cuyo caso se ampliaran las obligaciones del deudor
Gratuito


Cuando los provechos son para una parte (acreedor Prendario) y los gravámenes para la otra (deudor prendario).
Además:

  • La prenda constituye una garantía real para el cumplimiento de una obligación.


  • La celebración de este contrato da nacimiento al derecho real de prenda.


  • El objeto indirecto del contrato o el bien respecto del cual se constituye el derecho real, siempre es un bien mueble enajenable.
  • Es un contrato real en oposición a consensual, ya que se perfecciona por la cosa que puede ser real o jurídica y no simplemente por el acuerdo de voluntades
  • Para que el derecho real que genera funcione como tal, el contrato debe tener fecha cierta de manera fehaciente.
Elementos Esenciales
Consentimiento


El consentimiento sigue las reglas de su Formación, pero es importante insistir en que no basta el consentimiento para el perfeccionamiento del contrato, ya que es necesaria la entrega de la prenda, pues se trata de un contrato real en oposición consensual.
Objeto


Los derechos personales y los reales pueden ser objeto del contrato de prenda, a excepción de los intransferibles durante la vida de su titular.

Elementos de Validez
Ausencia de Vicios…
Que cumpla con los requerimientos de la ley, y sus intenciones no puedan hacerse ilícitas.
Capacidad:


Se necesita la Capacidad para enajenar, es decir que los propietarios que estén autorizados podrán dar en prenda (teniendo capacidad de ejercicio y estar en pleno uso de sus facultades).
Nadie puede dar en prenda cosas ajenas, Los conyugues no requieren autorización Judicial para celebrar entre si el contrato de Prenda, mientras estén casados Bajo el Régimen de Separación de bienes.
Un tutor no puede dar en prenda Bienes que Pertenezcan a su pupilo, solo en causa de absoluta necesidad o evidenciada incapacidad.
Los herederos pueden dar en prenda dicho bien, solo después de declarada la presunción de muerte. Y un albacea no debe dar en prenda los bienes de una herencia.


Y siempre deberán ser mayores de edad, en sus Facultades (es decir la capacidad general).
Forma


Este contrato debe Constar por escrito. Copias a Ambos Contratantes.

Se Tiene por entregada cuando el acreedor y deudor convienen en que este en poder de un tercero.
Diferentes Tipos De Prenda

  • Con Desplazamiento (cuando el acreedor debe restituir la prenda al cumplimiento de la obligación)
  • Sin Desplazamiento (El objeto se queda en poder del deudor)
  • Regular (Al igual que el de sin Desplazamiento)
  • Irregular (Se constituye por el Dinero que al cubrir la deuda el acreedor deberá regresar otra cantidad igual de dinero)
  • Crediticia (Cuando la prenda viene siendo un Crédito)
  • Civil
  • Mercantil
Derechos y Obligaciones Del Acreedor Prendario

De preferencia:
Tiene Derecho a ser Pagado con el Precio De la Cosa Empeñada y con la Preferencia Debida conforme a la ley.


De Persecución:
Es decir Cobrar la Prenda de cualquier detentador, sin exceptuar al mismo deudor.




A ser Indemnizado de los Gastos:
El acreedor debe ser indemnizado por los gastos Necesarios y útiles que hiciere para conservar la cosa empeñada.


De exigir otra prenda o dar por vencido el Plazo
Puede exigir otra prenda o el pago de la De la deuda a un plazo Determinado.


De venta o Adjudicación
Si el Deudor no paga el Acreedor podrá vender o adjudicarse la Cosa empeñada.



De Retención
El acreedor no está obligado a Devolver las Cosas mientras no se le pague íntegramente la Deuda.


Además:


  • Derecho a Recibir los frutos que le pueda ofrecer la Cosa empeñada.
  • Derecho de que la prenda se extienda a los Accesorios y Aumentos.
  • Derecho a hacer uso de la Prenda.
  • Derecho a Demandar el Deudor si la Prenda no cubre el Monto Establecido.


Obligaciones
Obligaciones Esenciales: Las obligaciones del Acreedor Prendario son 3:
1) Proveer a la conservación de la cosa como si fuera propia.
Es decir lo obliga a reparar o a indemnizar por los deterioros y perjuicios que la misma experimente por su culpa o negligencia, con el deber, además de avisar al constituyente de la prenda respecto a las perturbaciones que sufra en su posesión.
2)
Abstenerse de usar la cosa pignorada. O mal uso de esta en los casos que se le permite
A menos que expresamente esté autorizado por convenio, ya que si el acreedor pignoraticio abusa de la prenda usando de ella sin estar facultado, puede exigírsele por el constituyente de la prenda que se deposite la cosa en un tercero o que se dé fianza para restituirla en el estado en que el la recibió.

3) Restituir la cosa.
Se debe restituir la prenda al constituyente prendario, una vez pagada la deuda principal y sus accesorios y reembolsados los gastos de la conservación de la misma.
Derechos y Obligaciones Por Parte Del Deudor Prendario
Tiene derecho a Exigir en caso de que el acreedor haya abusado de la Cosa, una indemnización o se le restituya en el mismo estado en el que se le Recibió.


Recuperar la Cosa total O parcialmente.
A que el acreedor guarde y conserve la cosa como un buen padre de familia


A que no se apropie ni disponga de ella por medios distintos a los indicados en la ley.

Obligaciones del deudor:
Por el tipo de contrato el único que adquiere obligaciones es el acreedor, pero pueden ocurrir hechos posteriores que hagan surgir obligaciones a cargo del deudor como ser la indemnización de gastos y perjuicios que la tenencia haya provocado al acreedor.
Excepciones:



  • Exceso o Falta del producto a la venta (si el monto excede el precio se repone al deudor y en caso de faltar, se puede volver a demandar).
  • No Responsabilidad Para El Acreedor por la evicción de excepciones (a no ser que intervenga el Dolo de su parte).
  • Nulidad de La Clausula que Autoriza al Acreedor Apropiarse de La prenda (para evitar posibles Abusos del Acreedor).
  • Nulidad del pacto de No Enajenación (se inhibe la clausula que prohíba al acreedor solicitar la venta de la Prenda, cuando la finalidad de la prenda entraña).
  • Transmisión de la Prenda (Cambio o sesión de obligaciones a un tercero).
  • Extinción (Al ser un contrato accesorio, si se extingue e derecho principal esta se eliminara por consiguiente).
Obligaciones Eventuales:Las obligaciones eventuales a cargo del constituyente o dueño de la cosa pignorada se reducen a reembolsar al acreedor pignoraticio los gastos necesarios y útiles que este hubiere hecho para la conservación de la cosa, a menos que por convenio, el mismo acreedor usara de la cosa pignorada ya que en este supuesto no existiría tal obligación, sino que se absorberían por el propio acreedor los gastos de referencia.
También puede surgir la obligación del constituyente de la prenda de indemnizar al acreedor prendario, cuando la cosa pignorada a causado daos y perjuicios a dicho acreedor.

Especies:


La prenda puede ser voluntaria o legal
Es decir según se celebre por voluntad espontanea del constituyente o bien para cumplir una obligación legal de otorgar esa garantía, pero también en este caso hay un contrato, aunque no siempre es con el mismo acreedor, sino que puede ser una tercera persona;
Ejemplo de prenda legal: La del albacea, o el tutor. Los casos especiales de la misma pueden ser el Contrato de Hospedaje, y el de Transporte ya que en estos dos casos se suele hablar de una prenda Tacita
Asimismo se considera como prenda tacita el privilegio que tiene el arrendador para el cobro de sus rentas sobre los bienes muebles que se hallen dentro de la finca arrendada o sobre las cosechas que existan pendientes de recolectarse en el predio arrendado.


La prenda también puede ser Civil o Mercantil;
La cual difiere de aquella en la forma de constituirse y en algunos de los efectos que produce.
Así, en la prenda civil sobre los créditos, no puede cobrar estos el acreedor pignoraticio, pues solo puede pedir que se deposite su importe, en tanto que el mercantil puede el acreedor prendario cobrar el crédito pignorado. Por esta razón, cuando la prenda civil se ha decretado la amortización de os títulos empeñados, puede el deudor, salvo pacto en contrario, sustituirlos por otros de igual valor.


Elementos Personales:
Las Partes que intervienen en la prenda son:

  • El constituyente de la prenda (que es el deudor y tiene capacidad general para contratar y la legitimación o el poder para disponer del bien objeto de la prenda, porque solo el dueño o la persona autorizada por el,).


  • El acreedor prendario (que solo necesita de la capacidad general para contratar, en ocasiones puede el constituyente celebrar el contrato no con el acreedor mismo, sino con el tercero.
  • En la constitución de la prenda, no es parte necesariamente el deudor de la obligación que se garantiza, ya que puede consentirse la prenda por un tercero aun sin el consentimiento de dicho deudor.

Elementos Formales:

La prenda es un contrato Formal, pues debe Constar por escrito.


Y la prenda es un contrato Real por ser el único contrato en nuestro derecho que todavía requiere de la entrega de la cosa para el perfeccionamiento del contrato. Dicha entrega puede ser: o real o jurídica de la cosa.

Además en algunos casos para que la prenda produzca efectos contra tercero se exige el cumplimiento de determinados requisitos (ej. inscripción en el Registro público), o bien la realización de determinados hechos (ej. la protocolización ante el Notario); a fin de que se tenga como cierta la fecha de la constitución de la prenda.

Por otra parte cuando es un crédito lo que se otorga como prenda, es necesario notificar la constitución de esta garantía al deudor de dicho crédito, para que la prenda se perfeccione y quede legalmente constituida.

La prenda requiere inscripción en el Registro Público, en los siguientes Casos:

1. En la prenda de Cosechas en Pie.

2. En la prenda que queda en poder del deudor.

3. La prenda que se deja en poder de un tercero. En este contrato la ley establece que la prenda se deposite en poder de un tercero cuando se trata de prenda sobre títulos de crédito;
Los que pueden por voluntad de las partes depositarse en una institución de crédito, en lugar de entregarse al acreedor; y cuando deba hacerse el depósito de la cosa en manos de un tercero, porque el acreedor prendario haya abusado de la cosa empeñada, bien sea usándola sin estar facultado para ello, o bien le dio un uso diverso, o la deteriora.


En todos estos Casos Debe inscribirse la prenda en el Registro Público de la Propiedad ya que se deja la prenda en el poder de un tercero y puede decirse que se trata de dos contratos vinculados, dado que además del contrato de prenda, hay un contrato de depósito ligado a aquél.

Promesa de Prenda:
Cuando se ha prometido dar en prenda una determinada cosa, debe el prominente hacer la entrega de esta en el plazo estipulado, ya que si no lo hace, sea con culpa suya o sin él, no se constituye la prenda prometida, en cuyo supuesto puede el acreedor exigir que se le entregue la cosa o bien que por falta de esa garantía, se de esa garantía, se dé por vencido el plazo de la obligación que iba a garantizarse con la prenda o que se rescinda el contrato que se pretendía garantizar en prenda.
La entrega de la cosa prometida en prenda no puede exigirse por el promisorio al prominente, cuando dicha cosa paso ya a poder de un tercero por cualquier titulo legal, por lo que en tal caso a dicho promisorio solo le queda la disyuntiva apuntada o de exigir el pago anticipado de la obligación que se trataba de garantizar con la prenda prometida, o de solicitar la recisión del contrato que se iba a garantizar con la prenda prometida.




Elementos Reales:
Consta de dos Elementos reales en la Prenda, la cosa pignorada y el crédito garantizado.
1) La cosa debe ser un bien mueble, por excepción también pueden darse en prenda las cosechas en pie, que son inmuebles.
También puede caer sobre un bien Corpóreo o incorpóreo como los Créditos. La cosa Además Debe ser un bien enajenable por lo que, por ejemplo, un crédito alimentico no puede ser pignorado por ser inalienable.
Finalmente en la prenda quedan comprendidos también los accesorios, accesiones y los incrementos de la cosa pignorada, incluyendo los frutos de esta. Por ejemplo si se entregan los animales en prenda, las crías de ellos incrementan la prenda sin que el constituyente pueda retirárselas
.2) Por lo que hace el Crédito Garantizado, debe este ser válido, y que el constituyente reconoce como indiscutible, ya que un crédito litigioso no puede ser garantizado como prenda.
No basta una obligación Natural puede ser una Obligación Futura que conforme a determinados supuestos, puede llegar a existir pero en este caso la venta o adjudicación judicial de la cosa para el pago de la deuda, no puede hacerse a menos que la obligación garantizada ya sea entonces exigible.


Indivisibilidad:
Por regla General La prenda es indivisible:
En el sentido de que aunque se extinga parte del crédito o se destruya parte de la cosa, subsiste integro el derecho real de prenda originalmente constituido, porque cada parte del bien pignorado garantiza la totalidad del crédito y a su vez cada parte del crédito está garantizando por la totalidad del bien pignorado.
Solo se puede reducir la prenda en forma proporcional a los pagos parciales que conforme a derecho se hubieren efectuado al acreedor prendario, en estos dos casos: cuando se hayan dado en prenda varios objetos o bien cuando la cosa pignorada sea cómodamente divisible, pero siempre que en uno y otro de estos dos supuestos, queden los derechos del acreedor eficazmente garantizados.
Esta también consiste también en que, aunque por muerte del deudor y a virtud de la adjudicación hereditaria, se hubiere dividido la deuda en tantas partes como herederos del mismo, no puede uno de estos que haya pagado parte de la deuda, pedir que se extinga proporcionalmente la prenda, a menos que la deuda haya sido pagada en su integridad, e heredero tampoco puede cancelar la prenda en perjuicio de los demás coherederos.


Derecho Real De la Prenda:
Este Tipo de derecho implica estos 3 Derechos:
1ª El "just possidendi" que da derecho al acreedor prendario a la posesión de la cosa y a perseguir la misma cosa para recuperarla, aun en contra del mismo deudor o constituyente de la prenda.
Este derecho solo existe cuando ya se constituyo la prenda mediante la entrega de la cosa empeñada y el otorgamiento del contrato por escrito.
2ª El "just distrahendi" que da derecho al acreedor prendario a la venta de la cosa pignorada. Es esencial a la prenda este derecho, por lo que no puede suprimirse por ningún pacto. Esta es la última parte de la evolución de la prenda, se faculto al acreedor prendario a proceder a la venta de la cosa pignorada, en forma separada o destacada.


3ª El derecho a ser pagado con preferencia a otros acreedores y en la medida del valor de la cosa pignorada, con el producto de la venta de dicha cosa.


Extinción de la Prenda:
Existen dos modos generales de extinción de la prenda:
Por vía indirecta o por vía directa.
Se extingue el Derecho Real de prenda por vía Indirecta, cuando se extingue la obligación principal que ella garantiza, bien sea por virtud del pago o de cualquier otro modo de extinción de las obligaciones, en virtud del mencionado carácter accesorio del contrato de prenda.
En caso de que el deudor haya hecho pagos parciales al acreedor prendario, por estar autorizado para ello, puede derogarse, por excepción el principio de la indivisibilidad de la prenda antes enunciado, si se han dado en prenda variaos objetos o uno que sea cómodamente Divisible.


La extinción de la prenda es por vía directa, cuando deja de existir el derecho Real de Prenda, pero Subsiste la obligación garantizada por él.

Contrato de Hipoteca

Hipoteca:
Derecho Real que se constituye sobre bienes inmuebles, para garantizar con ellos la efectividad de un crédito en dinero a favor de otra persona.


Generalmente el inmueble gravado es propiedad del deudor, pero también una persona que no es la deudora puede constituir hipoteca sobre un inmueble suyo para responder de la deuda de otra persona.

Puede ser definido diciendo que es aquel por virtud del Cual Determinados Bienes (muebles-inmuebles) quedan constituidos en Garantía del Cumplimiento de una Obligación, para que en caso de que este no se realice sean destinados a Satisfacer el monto de la Deuda.
La legislación Civil Define la hipoteca como ¨una garantía real, constituida sobre bienes que no se entregan al acreedor y que da derecho a este, en caso de incumplimiento de la obligación Garantizada, a ser pagado con el Valor de los bienes, en el Grado de Preferencia Establecido Por la Ley¨.


A efectos hipotecarios, los buques y las aeronaves son considerados como bienes inmuebles.

En cualquier supuesto, el bien hipotecado no sale del poder del propietario hasta el momento del vencimiento de la deuda (que puede no ser el de vencimiento de hipoteca).
Si el deudor no paga, el acreedor tiene el derecho de obtener el pago de su crédito sobre el inmueble hipotecado, mediante un procedimiento judicial ejecutivo.
Con el importe de la venta del bien se cubren la deuda principal, los intereses y los costos, queda el remanente, si lo hubiere, a favor del propio deudor.


Si la deuda es pagada a su vencimiento, queda levantada la hipoteca, como también, si pendiente la deuda, transcurriese un determinado plazo desde la inscripción del gravamen en el Registro correspondiente.

La hipoteca es un contrato por virtud del cual una persona, llamada deudor hipotecario, constituye un derecho real del mismo nombre sobre un bien generalmente inmueble, determinado y enajenable, a favor de la otra parte llamada acreedor hipotecario, para garantizar el cumplimiento de una obligación, sin desposeer al deudor del bien gravado y que le da derecho al acreedor, de persecución y en caso de incumplimiento de la obligación, de enajenación, en el grado de prelación que señala la ley.
Características



  1. Es un contrato accesorio de garantía y por lo tanto su existencia y validez dependen de la existencia y validez de la obligación garantizada, por lo que, en términos generales, la nulidad, transmisión, duración o extinción de la obligación influyen en la hipoteca.
  2. La hipoteca es una garantía real para el cumplimiento de la obligación de la cual depende, lo que significa que el valor del bi8en hipotecado está garantizado en forma preferente el cumplimiento de esa obligación, independientemente de la garantía tacita que representa todo el patrimonio de deudor, cuando este es el que ha constituido el gravamen.
  3. La celebración del contrato origina la creación del derecho real de hipoteca con los efectos anotados en el apartado.
  4. La hipoteca para que produzca efectos en el derecho real, solo puede recaer sobre bienes determinados e individualmente identificados, que son los únicos que pueden inscribirse en el Registro Público de la Propiedad y, además, debe inscribirse precisamente en tal registro
  5. Los bienes sobre los que se constituye el derecho hipotecario deben ser bienes enajenables, ya que aun cuando el contrato de hipoteca no es transitivo de dominio, su finalidad es la de servir de garantía al cumplimiento de la obligación principal, que consiste precisamente en la facultad de pedir la enajenación del bien, para que el producto de ella se cubra el crédito, en el grado de preferencia que señala la ley.
  6. Es un contrato que no desposee del bien al deudor hipotecario y que no tendrá obligación de entregarlo mientras no se haga efectiva la garantía que implica.

La clasificación:
  • El contrato de hipoteca es accesorio
  • Unilateral, porque solo genera obligaciones para el deudor hipotecario.
  • Gratuito, porque solo genera provechos para el acreedor consistentes en la seguridad desde el punto de vista económico, de que será cumplida la obligación del deudor en su favor o indemnizado cabalmente en caso de incumplimiento.
  • Solo por excepción oneroso, cuando el acreedor pague una contraprestación al deudor hipotecario por la celebración del contrato y la constitución del derecho real, en cuyo caso también será bilateral; consensual, en oposición a real, porque no se requiere de la entrega de la cosa, para el perfeccionamiento del contrato, es más, el deudor nunca tendrá la obligación de entregar la cosa, mientras no se haga efectiva la garantía;

  • Formal, porque siempre se requiere de una manera determinada impuesta por la ley para la validez del contrato, y nominado, por la reglamentación que hace el código de este contrato.


Los elementos:
  1. El consentimiento.
El consentimiento se integra por la conjunción de voluntades del deudor hipotecario que puede o no ser el deudor de la obligación garantizada y el acreedor hipotecario, y debe de referirse en forma expresa tanto a determinar en forma precisa la obligación garantizada y su monto, como a determinar de forma indudable el bien o derecho sobre el que se constituye el derecho real de hipoteca.
  1. El objeto.
En relación a este tema se precisaran que características deben tener los bienes susceptibles de ser hipotecados; a que bienes se extiende el derecho de hipoteca; que bienes no comprende el derecho; que bienes no pueden ser hipotecados, y algunos aspectos de interés relacionados con determinados contratos de hipoteca.
Las características del bien. Los bienes sobre los que se puede constituir el derecho real hipotecario, deben ser:


a) Determinados
Esta exigencia impide la constitución de hipotecas tacitas o generales que perjudican el crédito del deudor e imponen la constitución de segundas o ulteriores hipotecas sobre los bienes, por la inseguridad que representa para otros acreedores, la falta de precisión del bien que constituye la garantía para el cumplimiento de la obligación.
b) Enajenables.
La razón de ser de que los bienes susceptibles de hipotecarse sean inajenables, obedece a que su valor constituyente sea técnicamente la garantía del cumplimiento de la obligación principal y por lo tanto, si no fueran enajenables, no podría obtenerse ese valor para con el pagar el crédito garantizado.
c) Inscribibles.
Los bienes deben de ser susceptibles de ser inscritos en el Registro Público de la Propiedad a que bienes se extiende el derecho hipotecario.






La hipoteca como derecho real, se extiende aunque no se exprese:

A) A las acciones naturales del bien gravado.
  • A las mejoras hechas por el propietario.
  • A los muebles incorporados por el propietario, cundo por ese motivo se convierten en inmuebles.
  • d) A los nuevos edificios o pisos que el propietario construya sobre el bien hipotecado.

B.)Que bienes no comprende la hipoteca. La hipoteca no comprenderá, salvo pacto en contrario:
  • Los frutos industriales producidos antes de que el acreedor exija el pago del crédito.
  • Las rentas vencidas y no satisfechas a tiempo de exigirse el cumplimiento de la obligación garantizada.
C) Que bienes no son susceptibles de hipotecarse. No son susceptibles de hipotecarse:
  • Los bienes que no sean determinados; los que no sean identificables indubitablemente o los que sean susceptibles de ser inscritos en el Registro Público de la Propiedad.
  • Los bienes que no sean enajenables, como los derechos de uso y habitación o las servidumbres a no ser de que se hipotequen junto con el periodo dominante
  • El uso legal concedido a los ascendientes sobre los bienes de sus descendentes.

D) Aspectos de interés relacionados con algunos contratos de hipoteca.
  • La hipoteca de una construcción levantada en terreno ajeno no comprende el área.
  • La hipoteca de la nuda propiedad no se extenderá el usufructo cuando este se consolide con aquella, salvo pacto en contrario
  • Los bienes pueden hipotecarse dos o más veces.


  • La hipoteca respecto a los derechos reales solo durara mientras estos subsistan.


  • Si el bien se destruye en caso fortuito o fuerza mayor, la hipoteca subsistirá sobre los restos y si estuviere asegurado, el importe del seguro quedara afectando el pago de la obligación garantizada.


  • Si se hipoteca varias fincas para la seguridad de un solo crédito, es necesario determinar por qué proporción del crédito responde cada quien y el deudor podrá liberar del gravamen cada finca, pagando la parte del crédito que garantiza y si un inmueble hipotecado se divide, deberá repartirse equivalentemente el gravamen entre las diversas fracciones.


  1. La forma.
El contrato de hipoteca siempre debe constar por escrito y por lo tanto es un contrato formal.
Como expresiones de la regla general, se señalan las dos siguientes:

  1. La hipoteca que garantiza un crédito que no exceda al equivalente a trescientas sesenta y cinco veces el salario mínimo general diario vigente en el distrito Federal, en el momento de la operación, puede otorgarse por escrito privado ante dos testigos y ratificadas las firmas de los otorgantes y de los testigos ante Notario, Juez de Paz o registrador del Registro Público de la Propiedad.


  1. La hipoteca otorgada con motivo de la enajenación de terrenos o casas por el Departamento del Distrito Federal para la constitución del patrimonio familiar, o a personas de escasos recursos, cuando el valor del inmueble no exceda de la cantidad que resulte de multiplicar por tres mil seiscientos cincuenta el importe del salario mínimo general diario vigente en el Distrito Federal, el día de la celebración del contrato, puede celebrarse en documento privado sin los requisitos de testigo o de ratificación de firmas.
  2. Por último, conforme a la reforma del artículo 2926 del código civil publicado en el D. O. del 24-V-96, se establece una expresión más:
“las instituciones del sistema bancario mexicano, actuando en nombre propio o como fiduciarias, las demás entidades financieras, y los institutos de seguro social, podrán ceder sus criterios con garantía hipotecaria, sin necesidad de notificación al deudor, de escritura pública, ni de inscripción en el registro, siempre que el cedente lleve la administración de los criterios.

Los presupuestos:
1. La capacidad.
El principio que rige en la hipoteca respecto a la capacidad des deudor hipotecario es el siguiente: “solo puede hipotecar el que puede enajenar" (2906); por lo tanto, la hipoteca de cosa ajena, aplicando por analogía el artículo 2270 es nula.
2. Las obligaciones del deudor.

  • Como en virtud de este contrato no se despose al deudor del bien hipotecado.
  • Es deudores tiene la obligación de no realizar actos respecto del bien hipotecado que pueden perjudicar al acreedor en la garantía de su crédito.
  • Los derechos del deudor:
  1. El deudor tiene derecho a la posesión del bien hipotecado.
  2. El deudor tiene el derecho de dispones del bien hipotecado.
  3. El deudor tiene derecho a administrar el bien hipotecado.
  4. El deudor tiene derecho a percibir los frutos dl bien hipotecado hasta antes de exigirse el cumplimiento de la obligación garantizada, salvo estipulación expresa en contrato.


Las clases de hipotecas:
1. Hipotecas voluntarias:
Son aquellas convenidas entre las partes o impuestas por disposición del propietario de los bienes sobre los que se constituyen.
2. Hipotecas necesarias.
Son aquellas que por disposición de la ley están obligadas a constituir determinadas personas para garantizar el cumplimiento de las obligaciones que pudieran adquirir por la administración de bienes o para garantizar el pago de los créditos a determinados acreedores (2931).
3. Hipotecas mobiliarias e inmobiliarias.
En atención a que los bienes gravados sean bienes muebles o inmuebles
4. Hipoteca de propietario.
Es aquella que grava un bien a favor del mismo dueño para tener preferencia en el cobro de un crédito con su valor, frente a otros acreedores hipotecarios.
5. Hipoteca naval.
Que rige por las disposiciones de la ley de Navegación, publicada en el Diario Oficial. En sus artículos 90 a 94 en forma especial.



La duración y la prórroga de la hipoteca
La hipoteca dura, salvo convenio en contrario, por todo el tiempo que subsista la obligación que garantice, y si esta no tiene termino para su vencimiento, la hipoteca no podrá durar más de diez años.
Las causas de extinción de la hipoteca.
La hipoteca puede extinguirse por la vía directa o por vía de consecuencia, por ser un derecho accesorio de garantía.

  1. Por vía directa la hipoteca se exige:
  2. Por nulidad, por recesión y por las demás causas normales de extinción de las obligaciones.
  3. Por destrucción o extinción del bien o derecho hipotecado.
  4. Por que se resuelva o extinga el derecho del deudor sobre el bien hipotecado.
  5. Por expropiación del bien.
  6. Por remate judicial del bien.
  7. Por remisión expresa del acreedor.
  8. Por la declaración de estar prescrita la acción hipotecaria.

Por la vía de consecuencia la hipoteca se extingue cuando se exija la obligación garantizada.
Bibliografía
“Contratos civiles”, Miguel Ángel Zamora y Valencia, editorial Porrúa, México, 2009, Duodécima edición.
“Los contratos civiles y sus generalidades”, Ricardo Treviño García, editorial Mc Graw Hill, México DF Sexta edición.
“Tratamiento y Análisis Jurídico de los Contratos Civiles en México: Contratos de Garantía”, Ana Rosa Gutiérrez González, Francisco Marco Vélez Naranjo, Oswaldo Guillermo Reyes Corona, Tax Editores Unidos, S. A. de C. V., 2000, Versión 6.

Los Contratos Civiles y sus Generalidades”, Ricardo Treviño García, Editorial Mc Gran Hill, México 2006, Sexta Edición.
“De Los Contratos Civiles, Ramón Sánchez Medal”. Editorial Porrua
http://www.buenastareas.com/ensayos/Contratos-De-Garantia/751304.html
http://www.mailxmail.com/curso-derecho-romano-derecho-civil/promesa-contrato